El Papa Luna o como “mantenerse en sus trece”

Pedro Martínez de Luna (1328-1423) fue proclamado papa en una época convulsa de la cristiandad, como fondo el cisma de occidente con los enfrentamientos entre cardenales, movidos por intereses políticos de los diferentes estados, dispuestos a influir desde el poder pontificio.

Estatua homenaje a Luna (Benedicto XIII).
Estatua homenaje a Luna (Benedicto XIII).

Todo comenzó con la inestabilidad que sufría Roma, convertida en ciudad caótica y peligrosa, llena de familias enfrentadas por tener el poder de la silla de Pedro. Con esta inestabilidad la sede pontificia se trasladó a Avignon (Francia) prolongándose desde 1309 a 1377. Con la vuelta nuevamente a Roma en 1378 comienza el cisma y llegó el caos con dos pontífices, Urbano VI en la tradición romana, y Clemente VII continuando con el pontificado, instalado años antes en Francia. Ambos estaban convencidos de ser los auténticos representantes de la cristiandad, llegándose a excomulgar mutuamente.

Uno de los últimos papas elegidos, tras el fallecimiento de Clemente VII, por los partidarios de la sede de Avignon, fue el español Martínez de Luna en 1394, adoptando el nombre de Benedicto XIII. En un momento dado hubo tres papas al mismo tiempo, quedando dos (uno que continuó siendo fiel a su elección en Avignon como fue Luna y el otro leal a la recién restaurada sede pontificia romana, conocido como Gregorio XII ).

El gobierno de Luna duró 29 años de los cuales aproximadamente doce (1421-1423) trascurrieron en Peñíscola (Castellón), donde se traslada por seguridad, residiendo en la fortaleza templaría. Luna protegido por la Corona de Aragón en un primer momento, posteriormente fue conminado a abandonar su actitud por el rey Fernando I de Aragón (el del compromiso de Caspe), este intento se produjo en Morella (Castellón) en 1414, el monarca contó con la ayuda del futuro santo, Vicente Ferrer , la abdicación de Benedicto XIII fue imposible, negándose totalmente y el cisma continuaba con dos papas en la cristiandad.

13178797_567575546758040_8855045830984195734_n
Vista de la roca sobre la que emerge la fortaleza rodeada de la ciudadela.

El famoso dicho “mantenerse en sus trece”, aunque autores lo achacan a diferentes orígenes, Fernando Diez- Plaja ensayista, asume que se debe atribuir el dicho popular, al Papa Luna por inamovible en su actitud de continuar y considerarse el pontífice auténtico, ante las peticiones de diferentes reyes europeos para que cesara, no sin antes sufrir un intento de envenenamiento con arsénico en el año 1418.

Luna se mantuvo hasta su fallecimiento a los 95 años” en sus trece”, con su muerte y tras el nombramiento en cónclave cardenalicio en Peñicola, su sucesor Clemente VIII, terminó por abdicar en 1429 y reconocer la autoridad de Roma en la figura del papa Martin V, con ello se puso fin al cisma de occidente cuya duración había sido de 51 años (1378-1429).

13119023_567577036757891_8683989000315164983_n (1)
Puerta principal de acceso con escudos maestres del temple.

Sobre el castillo de Peñíscola y el Papa Luna hacemos el siguiente recorrido de curiosidades y anécdotas que conocer:

1.- Fenicios, griegos, cartagineses, romanos, bizantinos y árabes ambicionaron el estratégico emplazamiento de la fortaleza.

2.- Los romanos lo bautizaron como paene + iscola (casi isla) que darán origen al topónimo actual de Peñíscola.

3.-Jaime I lo conquistó en 1233 cediéndolo a la orden del temple en 1294, acometiendo obras de restauración entre los años 1294 y 1307, el actual castillo Templario fue construido sobre los restos de la alcazaba árabe. Los promotores fueron frey Berenguer de Cardona, que era el Maestre de la Orden del Temple en Aragón y Cataluña y frey Arnaldo de Banyuls, que era el Comendador de Peñíscola. Los escudos de ambos se conservan esculpidos en piedra formando fajas heráldicas situadas por encima de la puerta de acceso al castillo y también sobre la puerta de la basílica.

Nos encontramos mensajes cabalísticos e iniciáticos de la mano del temple, como la alternancia de hiladas de sillares blancos y grises de la bóveda del salón gótico, las jambas de la entrada de la capilla, también se encuentra representada la advocación a la Virgen María y a los Tres Reyes Magos de Oriente. Posteriormente tras la obligada e injusta disolución de los Templarios, el alcázar pasaría a pertenecer a la orden de Montesa en 1319. Para algunos investigadores, el fortín situado sobre una roca en una pequeña península, tiene la singularidad de guardar corrientes internas de aguas con unas donde emanan manantiales , es un punto sin lugar a dudas energético que parece guardar los sueños de siglos del mar Mediterráneo.

Vistas desde el castillo con el Mediterráneo como estampa.
Vistas desde el castillo con el Mediterráneo como estampa.

4.- El palacio es de planta más o menos cuadrada con cinco torres, en la torre denominada del Papa Luna, aparece el blasón pontificio del papa, símbolo a la tierra y la luna. La altura total que alcanza el conjunto es de 64 metros sobre el nivel del mar, su perímetro es de 230 metros, el mayor interés arquitectónico del castillo se encuentra en el abovedada del cuerpo de guardia y cuidadas estancias de recepciones, remarcar la austeridad y severa proporción de la Basílica de los Templarios, acompañan en la edificación patio principal, mazmorra y puesto vigía. Años después Felipe II se encargó de promover la fortificación del entorno ante posibles ataques piratas.

5.- El Papa Luna a menudo ha sido presentado como ambicioso y sin escrúpulos, cuyo único objetivo era acumular poder, pero en realidad no fue otra cosa que un hombre enfrentado a los poderes terrenales de su tiempo, que emprendió una heroica lucha por reivindicar lo que consideraba sus derechos, además de un personaje del renacimiento con una enorme cultura y sensibilidad hacia el conocimiento, no olvidemos su importante biblioteca , probablemente una de las mejores del mundo del siglo XV, donde estudió sin descanso durante el resto de su vida. Tuvo una existencia austera y se consideró Papa legítimo hasta el último día de su vida, entre sus libros se amontonaban obras de Ovidio, Averroes, Santo Tomás, Petrarca, Séneca, Maimónides o Aristóteles.

6.- La villa ha podido participar en un momento único de la historia de Europa como fue el cisma del cristianismo,Roma, Avignon y Peñiscola fueron sedes papales , en un difícil y dramático proceso que se vivió en el mundo cristiano. No olvidemos que el conflicto llegó a tener hasta tres papas postulándose como legales representantes de la silla de San Pedro.

Representación de templarios exposición en la fortaleza.
Representación de templarios exposición en la fortaleza.

7.-Cuenta la leyenda,que tras el final del papa lo más buscado en las estancias no fue su anillo sino el llamado Códice Imperial, un enigmático pergamino escrito por el emperador Constantino; Era tan sagrado como prohibido y sólo podían hojearlo los pontífices y sus más allegados hombres de confianza, códice trascendente para la perpetuación de la Iglesia y que en aquellos conflictivos tiempos era deseado insistentemente.

8- Para finalizar señalar el parentesco, del Papa Luna con Álvaro de Luna, del que era tío abuelo, el todopoderoso valido de Juan II de Castilla (padre de Isabel la Católica). La procedencia aragonesa de ambos, la habilidad política y la actitud fueron puntos en común de estos trascendentes personajes de la historia de España, aunque Álvaro de Luna, hombre de confianza del rey, finalizó sus días víctima de una conjuración que terminó con su ejecución. También destacar como hecho histórico el enfrentamiento en la guerra de las Germanías en 1521 en Peñíscola, capitaneado por la parte real por Diego Hurtado de Mendoza y Lemos, virrey de Valencia , que fue hijo del gran cardenal Mendoza (ver Memoria mágica 24/10/2015) y al mismo tiempo abuelo de la famosa y enigmática princesa de Éboli (ver Memoria mágica 30/03/2014).

El castillo fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional el 4 de Junio de 1931, el casco antiguo de la villa está declarado Conjunto Histórico Artístico en 1972.

13177272_567577110091217_4874851289748403617_n
Patio principal de la fortaleza.