Navegar por la península ibérica

En 1580, Felipe II es el monarca de España y Portugal, durante esta etapa surge un proyecto innovador,  que consistía en hacer  navegables el Duero, Ebro y Tajo, este plan suponía un proyecto de inmensa ambición en el desarrollo de la recién estrenada unidad de las coronas.

La propuesta vino de la mano del ingeniero Juan Bautista Antonelli, nacido en Gatteo ciudad de la actual Italia, así el proyecto uniría Toledo con Lisboa, por el Tajo en la zona centro y en la meseta castellana, Oporto con Aranda de Duero(Burgos) , además se pretendía por medio del río  Ebro comunicar Navarra, Aragón  y Cataluña.

La idea suponía una revolución en  el trasporte de mercancías y personas uniendo y estableciendo vínculos .El plan era tan ambicioso que incluso en las siguientes fases se planteó dar cabida a los diferentes ríos afluentes como era el Pisuerga, Arlanza , Tormes , Jarama o Manzanares, pues se trataba de abarcar también por vía  fluvial a diversas ciudades, entre otras: Burgos, Valladolid, León, Salamanca, Ciudad Rodrigo etc..,

Unir al antiguo reino de  Castilla con el Atlántico y fundamentalmente enlazar Madrid con Lisboa desde Toledo, eran los argumentos de tan amplia empresa; en el caso del Tajo , los cálculos de obras así como de esclusas y canales   necesarias habían sido ya estudiadas , incluso se hizo un viaje de prueba por este caudal, fue desde Toledo hasta la capital Portuguesa en 1588 con 7 barcas y  50 galeotes que transportaron principalmente trigo, recorrido que duró 15 días, hubo otro segundo viaje pero con el fallecimiento de su promotor Antonelli, unido a los grandes gastos que se habían realizado y la inmensa inversión que suponía , el proyecto quedó en el olvido.

Los intentos por recuperarlo en épocas posteriores , van  desde Carduchi en 1641que fue quien desempolvó la idea y se la presentó a Felipe IV sin resultados , hasta  volver nuevamente a ser activado en el siglo XIX , realizándose otra prueba de recorrido en 1829 con el viaje de Agustín Marco, saliendo de Aranjuez y llegando a Lisboa , pero nuevamente y por diferentes argumentos fundamentalmente financieras, este ambicioso plan no tomó forma.

Seguramente este hecho histórico , hubiese supuesto la trasformación de la realidad de España y Portugal aproximando la península ibérica, quizás de una forma definitiva ,pero la economía del siglo XVI donde España tenia  una costosa y difícil presencia en Flandes , junto con la edificación  del Escorial así como la construcción de la Armada, paralizaron definitivamente este novedoso sistema de acercar geográficamente  por navegación . Quien sabe si estaríamos hablando en el siglo XVI del “AVE fluvial” y de la entrada en una modernidad basada en la unión y comunicación de  territorios.

En la actualidad,  el Duero  se recorre desde Oporto hasta la frontera española, donde surcan barcos turísticos por el país vecino a través de este gran río.

Zamora desde el Duero