El único faro de origen romano en funcionamiento en el mundo: La torre de Hércules en A Coruña

Construido en el siglo I, el faro de la Torre de Hércules en A Coruña representa un baluarte único plagado de memoria de la historia. Al pie de la torre se conserva protegido por una caseta, una inscripción romana con el nombre de su arquitecto Caio Sevio Lupo, natural de Aemirium (Coimbra), quien probablemente consagró la imagen al dios Marte Augusto en cumplimiento de una promesa.

11037458_439137202935209_8246782835268685546_n

Farum Bregancium fue en su origen una torre más baja y más ancha, pues contaba con una rampa exterior por la que se subía el combustible que alimentaba el faro. A lo largo de su historia sufrió diversas modificaciones, la más importante, la realizada en 1788 que dió lugar a la actual fachada sobre los restos de la primitiva construcción romanade la remodelación, resultó una planta cuadrada de 11,40 m de lado y 59 m de altura y se eleva 120 metros sobre el nivel del mar.

En un lugar tan singular no puede faltar la leyenda, que fue formulada por Alfonso X el Sabio, a partir de la tradición cuenta la narración , que había un gigante llamado Gerión que reinaba en las tierras del Tajo al Duero y tenía amenazada a toda la población. Hércules se enfrento a él y tras tres días de dura lucha logró vencerle, enterrando su cabeza y mandando construir una torre sobre el lugar.

En los alrededores fundó una ciudad llamada Crunia, en recuerdo a la mujer de la que se enamoró y que fue la primera que habitó el paraje, posteriormente Espán acabó el faro y lo dotó de un candil, con un fuego que nunca se apagaba, colocando un gran espejo para ver las naves enemigas que se acercaban; Las crónicas mitológicas ha llenado de fábulas y misterio este emplazamiento.

10177289_439141326268130_4973212385626924853_n
Placa Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Lo cierto es que hasta aquí, llego el mismo Julio Cesar en el 62 a.C, buscando con sus legiones la ruta de los metales, por otro lado la curiosidad del origen del nombre de A Coruña se atribuye a una probable denominación de Brigantium por los romanos, aunque diversas teorías hablan de posibles raíces celtas, que hacen mención a la orografía del lugar de donde pudo derivarse Crunia o Clunia término latinizado a partir del siglo XII que evolucionó hacia la actual Coruña.

De hecho siglos después, con Fernando II aparece documentado el toponímico Crunia y es con Alfonso IX de León con quien recibe el fuero de población, mencionamos otro privilegio de Alfonso el Sabio, por el que sólo en este puerto de La Coruña pueda desembarcarse libremente la sal, con lo que adquiere una significativa importancia, frente a otros puertos cercanos.

Como conclusión podemos afirmar que el faro es fundamental, en el crecimiento y personalidad de la ciudad. La torre de Hércules fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2009.

10154549_439141849601411_1670093708946929966_n
escudo de A Coruña donde aparece el símbolo emblemático de la ciudad y debajo la calavera y huesos, en alusión a la mitología sobre Gerión.