Una princesa Noruega en Castilla

10846133_433788986803364_4279788305228751575_n

Estatua de la princesa Noruega en Covarrubias (Burgos).

Alfonso X “El sabio” aspiraba al trono del Sacro Imperio Romano Germánico, buscando apoyos decide concretar con el rey Haakon IV de Noruega el matrimonio de su hija Cristina con uno de sus hermanos infantes de Castilla. Los relatos históricos hablan de la hija del monarca nórdico como una mujer joven de pelo rubio y de ojos azules que quedó sorprendida por la luz y los colores de Castilla.

La princesa inicia su viaje hacia la península ibérica por barco desde Noruega, viene con una comitiva de casi cien personas entre clérigos y caballeros, cargada de presentes y regalos, desembarcan en Normandía y atraviesa Francia, entran por Cataluña donde sale a recibirla Jaime I de Aragón, que le presenta ante la nobleza catalana y aragonesa, posteriormente cruza Zaragoza y Soria para entrar en Burgos el 24 de Diciembre de 1257, alojándose en el Monasterio de las Huelgas.

Tras las navidades parte para Valladolid y allí el rey Alfonso X le presenta a sus hermanos, ella escoge a Felipe, al que precede fama de «vivaracho, buen compañero y bravo en la caza de osos y jabalíes», ¿pero quien era Felipe de Castilla?, Fue quinto hijo de Fernando III , el santo, y de Beatriz de Suabia , educado por su abuela Doña Berenguela (verdadera artífice de la unión definitiva de Castilla y León), estudió en la Sorbona de Paris, donde asiste, con el que sería años después Santo Tomas de Aquino, a las clases de San Alberto Magno.

Como curiosidad, Felipe es nombrado abad de Covarrubias en el 1248, su padre Fernando III pensó en el como obispo de la recién conquistada ciudad de Sevilla, ejerciendo como administrador y posteriormente como «obispo electo de Sevilla». El joven príncipe mas aficionado a la caza y otras variadas diversiones fue poco a poco renunciando a los beneficios eclesiásticos para terminar siendo el candidato óptimo en la aventura diplomática del matrimonio ideado por Alfonso X, su hermano, y por Haakon IV.

Colegiata donde se encuentra en el interior del claustro el sepulcro.
Colegiata donde se encuentra en el interior del claustro el sepulcro.

El enlace se celebra en la colegiata de la ciudad del Pisuerga el 31 de Marzo de 1258. Fijando posteriormente su residencia en Sevilla en el palacio de Vib-arragel, hoy desaparecido . Pero afirman los relatos que la ilusión de la princesa fue en declive no ambientándose al nuevo clima y cayendo en una profunda melancolía y debido a una enfermedad nunca determinada, fallece en 1262, siendo su cuerpo enterrado en el claustro de la colegiata de Covarrubias (Burgos).

Tras el fallecimiento de Cristina, Felipe contrae segundas nupcias con Inés Rodríguez Girón (los sepulcros de ambos se hayan en la iglesia de Santa María la Blanca de Villalcazar de Sirga (ver fotografías Memoria mágica, 11 de Mayo de 2014, curiosamente elementos templarios están presentes en este sarcófago), la pregunta es obvia ¿fue un caballero templario este infante?, la duda ahí queda, pero lo cierto es su la vida fue muy azarosa, hasta su fallecimiento en 1273 a los 43 años, volvería a enviudar y contraer de nuevo por tercera vez.

Políticamente se enfrentó en diversas conjuras nobiliarias contra su hermano Alfonso X “El Sabio” (los conflictos en el reinado de este monarca con su familia fueron habituales con su esposa doña Violante, su hijo Sancho y el referido Don Felipe).

Sarcófago de Cristina donde reposa su leyenda y su memoria.
Sarcófago de Cristina donde reposa su leyenda y su memoria.

Finalmente en el año 1958, después de unas obras de acondicionamiento en la colegiata de Covarrubias aparecieron los restos en una urna de madera de un cuerpo momificado y olvidado por el paso del tiempo, el estudio realizado por arqueólogos y médicos forenses determinan que se trataba el hallazgo de Cristina Olav, describiendo con todo tipo de pormenores sus características físicas, ropas y otros enseres así como datos recabados en su tumba, donde se encontró un tratamiento sobre el mal de oídos con “xugo de ajo”, todo un misterio que hace mayor la leyenda.

Felipe prometió construir una capilla en honor a su princesa noruega, lo que finalmente se cumplió unos siglos después en Covarrubias, en 2011, con la inauguración de una pequeña capilla dedicada a San Olav, patrón de este país del norte de Europa.
Se han celebrado diferentes actos y recuerdos promovidos por España y Noruega en homenaje a la joven princesa, que tras cientos de años continua presente en esta aventura con tintes de política, diplomacia y romanticismo.

11145230_433794223469507_9115847710039510761_n 11391111_433791876803075_7587333843510922222_n