El palacio real en uso más antiguo del mundo: Los Reales Alcázares de Sevilla (primera parte)

Los Reales Alcázares de Sevilla es una fortaleza que simboliza el privilegio social y político durante siglos .Su gran belleza artística no está reñida con la naturaleza militar de la construcción original. Por su parte sultanes árabes y reyes castellanos habitaron en sus patios, jardines y dentro del inmenso lujo de sus estancias, un paraje paradisíaco que se manifiesta en los azulejos de los zócalos y las complejas yeserias de las estancias, donde se funden motivos ornamentales mudéjares y renacentistas.

10430373_416433025205627_9042147378653603055_n
entrada principal palacio Pedro I.

Pedro I (el cruel o el justiciero) en el siglo XIV levantó la parte principal del palacio actual al mismo tiempo que su amigo Muhammad V construía la Alhambra de Granada, lo que supuso un intercambio de ideas y de operarios entre ambos; En la fachada del alcázar se puede leer : “El mui alto e mui noble e mui poderoso e mui conqueridor Don Pedro….mando facer estos alcazares e estos palacios e estas portadas…»

Un recorrido rápido nos sumerge en un lugar lleno de simbología y encanto, directamente desde la puerta de los leones se accede a la residencia; Citando las zonas mas emblemáticas comenzamos por resaltar la sala de embajadores donde Pedro I recibía a las personalidades de la época, es de estilo de la “qubba” musulmana, simbolizando el cuadrado la tierra y la cúpula el universo, dedicada también como sala del trono durante el reinado de este monarca.

Al ser recepción de embajadas, era el lugar más lujosamente decorado, dando su entrada al magnifico Patio de las Doncellas, que fue el centro del espacio publico, esta rodeado por una galería de arcos polilobulados que es uno de los motivos decorativos de la dinastía almohade, muy especial es la simbología que aparece; La concha (símbolo de fertilidad y de vida) y la mano de Fátima (símbolo de protección ), composiciones geométrica de lazo , decoración vegetal y carteles con epigrafía árabe , la parte superior de este patio es una ampliación de los Reyes Católicos y posterior reforma de Carlos I con motivo de su boda con Isabel de Portugal.

10532336_416432295205700_4405011139406740720_n

A continuación la alcoba real que se compone de una cámara y dormitorios a ambos lados, están separadas por arcos denominados “alfiz” y coronados por conchas que representan el ciclo vital del ser humano.

Seguimos hacia el cuarto del príncipe que debe su nombre al malogrado Juan, hijo de los reyes Isabel y Fernando, el cual nació en esta estancia. Destacamos la Sala de la Justicia o Sala de los Consejos, en el interior del palacio musulmán, llamado mexuar se reunía el Consejo de Visires, continuando esta tradición en esta habitación los asesores reales se daban cita en la etapa cristiana.

Atravesando la anterior sala, llegamos al Patio del Yeso; es uno de los restos del antiguo Palacio de Yusuf que se conservan en los Reales Alcázares. Reseñar, por otro lado, el Salón del techo de Carlos I, capilla realizada para celebrar la boda de este con Isabel de Portugal.

El Salón conocido históricamente como de Pavones se encarna con un gusto oriental, destacando las figuras de todo tipo de aves rapaces y especialmente llamativos los pavones reales , se resalta la vocación y la afición del monarca hacia la cetrería. Finalizamos este recorrido con el Patio de Muñecas donde se desarrolla la vida privada en palacio a diferencia del Patio de las Doncellas que era la vida publica.

patio de Las doncellas.
patio de Las doncellas.

En el exterior, los jardines con el Estanque de Mercurio y atravesando el Jardín de la Dama, entramos a los Baños de Doña María de Padilla, la leyenda nos dice que fue construido tras pedírselo al rey Pedro I su amante María de Padilla y donde la imaginación popular sitúa muchos y variados episodios de ambos personajes que despuntan por sus circunstancias tan especiales en la memoria de España

Segunda y última parte: El poder y la Gloria en Los Reales Alcázares.