Una cripta y un rey: Sancho III el mayor, rey de Pamplona

Cuenta una leyenda que Sancho III el Mayor, rey de Pamplona, participaba en una cacería por las tierras de la actual provincia palentina y observando como un jabalí se introducía por una gruta, el monarca descubrió de forma casual una cripta con las reliquias de San Antolín.

Sancho III El Mayor rey de Pamplona.
Sancho III El Mayor rey de Pamplona.

Esta catacumba fue levantada trescientos cincuenta años antes bajo el reinado de Wamba para guardar los restos del mártir San Antolín , noble de origen galo, cuyas reliquias fueron traídos de Narbona a Hispania en el siglo VII por el propio soberano visigodo, permaneciendo oculta durante mucho tiempo debido a las constantes refriegas y batallas entre los cristianos y árabes .El paraje está situado en la actualidad bajo la Catedral de Palencia.

Retrocediendo unos siglos, este lugar estuvo ocupado por un templo romano y le habría sucedido uno cristiano primitivo de los que no se conservan vestigios. Las huellas arqueológicas existentes en el exterior son una buena muestra de la histórica ciudad de Pallantia.

El monarca Sancho el Mayor ( fecha nacimiento sin certeza entre 992/95-fallecimiento 1035) movido según la tradición por el hallazgo casual de esta cueva impulsaría su remodelación para lo que añadiría una nave anexa.

Lo que es evidente es que la nueva edificación tomaría como referencia la gruta aparecida, obedeciendo a los deseos de Sancho el Mayor de restaurar la diócesis palentina, pensando también en una consolidación del cercano camino de Santiago,encargando al obispo Ponce la creación del proyecto que fue consagrado en 1035.

En años posteriores se alzo un templo románico, con funciones catedralicias, que se cubriría con techumbre de madera, dos siglos después se iniciaría la actual obra gótica, hoy seo de Palencia.

11102677_405329156316014_4447166884864093172_n
catedral de San Antolín de Palencia.

Cabe resaltar la personalidad de Sancho, una figura muy poco conocida, clave en la historia de los reinos del norte, su potestad se extendían desde el condado de Aragón hasta los dominios astur-leonés, constituyendo bajo su mandato en el siglo XI la mayor unidad territorial de las coronas cristianas peninsulares Uso el titulo de “Imperator” y fue denominado “rey de las Españas”, adelantándose cuatrocientos cincuenta años a la unidad de Castilla y Aragón.

Además se le atribuye la europeización del territorio, la acuñación de moneda, el impulso de la reforma cluniacense así como la potenciación del Camino de Santiago; Para poder asegurar sus zonas de influencia desvió el trayecto de la ruta jacobea, de tal manera que por un lado fomentaba el tránsito de comerciantes a través de esta calzada y por otro potenciaba una vía de comunicación con fundaciones de nuevos asentamientos y hospitales, marcando de esta forma la ruta del actual camino de peregrinos.

11068380_405326972982899_5916637111949833067_n
Cripta.

Tras el fallecimiento de Sancho el Mayor, enterrado en el Monasterio de San Salvador de Oña (Burgos), el reino por herencia volvió a quedar dividido entre sus descendientes; a García le dejo Pamplona, a Fernando Castilla, a Ramiro Aragón y a Gonzalo Sobrarbe y Ribagorza, por lo tanto todos los monarcas peninsulares descenderán del tronco común pamplonés. Como curiosidad el Reino de Pamplona pasaría a denominarse Reino de Navarra un siglo mas tarde.

Finalmente gracias a este rey se conserva como joya arquitectónica la cripta que fue origen de la reconstrucción y repoblación de la ciudad de Palencia. La Catedral de San Antolin, situada en este enclave, es denominada popularmente como “la bella desconocida” siendo declarada Monumento Nacional en 1929.