Una muralla única: Lugo

11021107_391122787736651_4662413479492556501_n

Lugo está rodeado por un gran anillo de piedra que es símbolo de su identidad. Es un conjunto único y el mejor conservado, no sólo en España, sino en lo que fue todo el área territorial del imperio romano.

Lucus Augusti fue en sus orígenes solar de un campamento base de apoyo para la conquista de la hispana del noroeste, su situación era estratégica dadas sus cualidades orográficas y la abundancia de agua de río y manantiales tan indispensables para los ejércitos romanos.

Entre los años 15 y 13 antes de Cristo, el emperador Augusto mandó fundar en el noroeste de hispana tres ciudades: Lucus Augusti (Lugo), Bracara Augusta (Braga) y Asturica Augusta (Astorga). En su nombre el legado Paulo Fabio Máximo fundo Lucus Augusti, con ello se aseguraba un nudo de comunicación en uno de los extremos del imperio y se establecía un epicentro para la gestión económica y financiera del territorio, pasando en pocos años de ser un campamento a una ciudad.

El lugar donde se asentó Lucus Augusti pertenecía a los Copori, pueblo primitivo que habitaba parte de la Galicia antigua y que dominaba una amplia franja de terreno que enlazaba desde Iría Flavia hasta Lucus.

10167993_391121747736755_5441375465294875562_n

La divinidad celta Lug o Lugh es identificada en el área celta de Europa occidental como ente asociado a la luz, por un lado existe la creencia que en el lugar donde se creo la ciudad había un culto a Lug por otra parte el termino latino de lucus del que se deriva Lugo significa “ bosque sagrado”.

La construcción de la muralla responde a razones de índole defensivo dada la importancia económica y estratégica de Lucus. De las 85 torres originales se conservan 71, de ellas 60 son de planta circular y 11 cuadrangular, con diámetros que oscilan entre los cinco y los trece metros.

La disposición de las torres evita la existencia de ángulos muertos o sin visibilidad, se supone que cada uno de los cubos tenía en origen una estructura por lo menos de dos o tres pisos con grandes ventanales ,donde se ubicarían armas defensivas, aunque muchas de estas atalayas fueron modificadas con el paso de los siglos.

Esta gran cerca disponía de cinco puertas en el acceso original y son Porta Miña, Santiago, Falsa, San Pedro y Nova, en los siglos XIX y XX se abrieron otras cinco por el crecimiento de la urbe. Por las entradas primitivas se comunicaban las calzadas procedentes de Asturica Augusta y Braccara Augusta, que son las ciudades de Astorga y Braga (Portugal), las otras puertas conectaban con Brigantium e Iría Flavia actuales Betanzos y Padrón mientras que por la Porta Falsa se iba hacia la costa y el puerto.

1907470_391124307736499_7253518731145945812_n

El trazado amurallado es un rectángulo irregular con un perímetro de dos kilómetros y 35 hectáreas intramuros de extensión, levantado a finales del siglo III después de Cristo, en su edificación se utilizaron pizarras de la zona junto con cuarcitas y sillares de granito.

Todo el perímetro permanece intacto y original y por ello constituye todo un ejemplo exclusivo de fortificaciones romanas tardías de la Europa occidental, es una muralla única por su conservación y trazado hace diecisiete siglos.

Los restos arqueológicos de la ciudad son innumerables, los museos de Lugo dan buena cuenta de importantes huellas del pasado.

homenaje a los fundadores de Lucus.
homenaje a los fundadores de Lucus.

1901643_391124057736524_3399323799865503184_n